CONOZCA
17619
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-17619,bridge-core-1.0.4,qode-quick-links-2.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.0.8,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Stonebriar Community Church

 

En el otoño de 1998, un grupo de personas se reunió para hablar y orar con el objetivo de empezar una iglesia en la ciudad de Frisco, Texas, considerada entonces, una de las ciudades de más rápido crecimiento de la nación. A partir de ese momento, Stonebriar Community Church, se establece como una iglesia cristiana que, con la ayuda de Dios, proclama el mensaje de la Palabra de Dios bajo el liderazgo de su fundador, el pastor Charles R. Swindoll.

 

Stonebriar es una congregación cristiana evangélica que no está afiliada a una denominación en particular. Es gobernada por ancianos y dirigida por pastores que cumplen con los requisitos bíblicos para el liderazgo de la iglesia (1 Timoteo 3:7, Tito 1:5-9). En la actualidad, Stonebriar Church cuenta con tres servicios de adoración (dos en inglés y uno en español ).

STONEBRIAR EN ESPAÑOL

 

En la primavera del 2001, el liderazgo de la Iglesia Stonebriar decidió ampliar su visión y alcanzar la comunidad hispanohablante de Frisco y sus alrededores, dando como origen a la Iglesia Stonebriar En Español. Desde entonces, la mano de Dios ha obrado a favor de esta congregación de forma maravillosa. Lo que empezó como un estudio bíblico con tan solo una pareja, se ha convertido en una vibrante congregación. Solo Dios merece y recibe toda la gloria por esto!

 

El propósito de la iglesia es ayudar a las personas a conectarse con Dios y otros creyentes. Esto se logra por medio de los estudio bíblicos dominicales para niños, jóvenes y adultos: relaciones de <<mentoría>> a través del discipulado personal: Estudios bíblicos el miércoles por la noche (varones, damas y jóvenes) y los grupos que se reúnen en hogares durante la semana.

 

La Iglesia Stonebriar ha estado involucrada en la capacitación de lideres y plantación de iglesias en algunas regiones de la India. En el 2008, la iglesia amplio su esfuerzo misionero a Latinoamérica, Europa, Africa, el Medio Oriente y Asia.

CHARLES R. SWINDOLL

Conocido sencillamente como “pastor Chuck” en la comunidad cristiana en todo el mundo; el pastor, maestro y escritor Charles R. Swindoll ha dedicado más de cinco décadas a la comunicación clara de la Palabra de Dios.  Junto con una devoción abrumadora por ver la gracia de Dios transformando vidas, el pastor Chuck modela a la vez el gozo contagioso que brota al seguir al Señor Jesucristo de todo corazón.

 

Chuck y Cynthia, su esposa y compañera en el ministerio por casi cincuenta años, comparten la misma pasión por la comunicación de la Palabra de Dios. Habiéndose graduado en 1963 del Seminario Teológico de Dallas, y habiendo servido como Presidente del mismo, el pastor Chuck tiene como visión el ayudar a preparar una nueva generación de hombres y mujeres para el ministerio. En el contexto del ministerio de la iglesia local, el pastor Chuck es el pastor fundador Stonebriar Community Church en Frisco, Texas, donde ha servido fielmente a Dios con excelencia y eficacia.

 

Al ser un excelente expositor de la Palabra viva de Dios, y al experimentar una creciente y constante demanda de sus mensajes, nace el ministerio de Insight for Living, en donde se transmite la enseñanza del pastor Chuck Swindoll por medio de la radio desde 1979. A partir de entonces, y teniendo la pasión por compartir el mensaje de Dios a través de toda raza, lengua, pueblo y nación, es que nace el ministerio de Visión Para Vivir en 1987, compartiendo la palabra de Dios en nuestro idioma

IVÁN FLORES

El Pastor Iván Flores depositó su confianza en Cristo como su Salvador a una edad temprana. Desde los 11 años de edad comenzó a servir en el ministerio de alabanza y adoración de la iglesia local. Su deseo como siervo del Señor es que la Palabra de Dios siga dirigiendo y transformando su vida para que por medio del Espíritu Santo pueda guiar a otros a expresar una adoración apasionada a Jesucristo.

 

Iván terminó su maestría en la Universidad de Texas de Arlington en el año 2001, y reside junto con su esposa Michelle, y sus dos hijos, en la ciudad de Frisco, Texas.

IGNACIO CERDA

Como pastor asociado de Stonebriar en Español, Ignacio se ha comprometido a enseñar la verdad y amar a los demás como una expresión de Jesucristo en su vida. A él le apasiona, hacer discípulos en la población hispanohablante a través de la mentoría y educación teológica

 

Él y su esposa Rachelle se conocieron en el Seminario Teológico de Dallas. Rachelle se graduó de DTS con un M.A. en Ministerios Interculturales, e Ignacio está terminando el programa de Th.M. Los pasatiempos de Ignacio incluyen jugar fútbol y dodgeball. Las áreas de investigación que le interesan son la Reforma Protestante Española, el discipulado y cuestiones en la educación teológica. Él y su esposa residen en la ciudad de Frisco, Texas.

JOSEPH GONZÁLEZ

Desde de una edad temprana, el pastor Joseph sintió el llamado a ministerio. Al conocer a Jesucristo, Joseph supo que su propósito en la vida seria contarles a otros la Buena Noticia de la maravillosa gracia de Dios.

 

Joseph obtuvo su preparación teológica en el Seminario Teológico de Dallas. La familia González han sido parte de la familia Stonebriar desde 1 de junio del 2019. El, su esposa Cristina tienen un hijo Cristiano ¡y otro en camino para Septiembre 2019!

ANGÉLICA OLIVARES

Angélica es originaria de Coahuila, México y se mudó a Dallas, Texas en 1979.  Recibió a Jesucristo como su Salvador en el 2002 y desde entonces asiste a la Iglesia Stonebriar. Angélica y su esposo César tienen dos hijos, César Jr y Kristian.  Actualmente Angélica sirve como Coordinadora de Ministerio en la Iglesia Stonebriar en Español y está involucrada en el Ministerios de Mujeres.

Siete Creencias Esenciales

Creemos que estas creencias son esenciales para la vida cristiana.

 

Creemos. . . que la Biblia es la Palabra de Dios verbalmente inspirada y sin errores en los manuscritos originales. Es la revelación completa de Su voluntad y la única regla infalible de fe y práctica para la vida cristiana.

 

Creemos. . . en un Dios, Creador de todas las cosas, existente eternamente en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo, y que estos tres son coeternos y de igual dignidad y poder.

 

Creemos. . . en la deidad de Jesucristo; Su concepción milagrosa por el Espíritu Santo; Su nacimiento virginal; Su vida sin pecado; Su muerte sustitutiva en la cruz; Su resurrección corporal; Su ascensión a la diestra del Padre; y Su regreso inminente y personal.

 

Creemos. . . que el hombre fue creado por Dios y para Dios; que por causa de la desobediencia del hombre hacia Dios, cada persona incurre en muerte espiritual, que es la separación de Dios, y en muerte física como consecuencia; y que todos son pecadores por naturaleza y práctica.

 

Creemos. . . que el Señor Jesucristo murió por nuestros pecados y que todos los que creen en el son declarados justos a causa de Su muerte sacrificial y, por lo tanto, están en una correcta relación con Dios.

 

Creemos. . . en el ministerio presente del Espíritu Santo habitando a todos los creyentes, y por lo tanto habilita y capacita la vida y el ministerio del creyente.

 

Creemos. . . en la resurrección corporal de cada persona que ha vivido, la bienaventuranza eterna de aquellos en correcta relación con Dios, y en el castigo eterno de

DECLARACION DE FE

 

Declaración de Fe Stonebriar en Español

 

La siguiente Declaración de Fe no agota la extensión de nuestra fe. La Biblia misma es la fuente única y definitiva de todo lo que creemos. No obstante creemos que nuestra Declaración de Fe representa con precisión las enseñanzas de la Biblia, y por consiguiente, obliga a todos los miembros. Toda la literatura usada en la iglesia deberá estar en completo acuerdo con la Declaración de Fe.

 

Las Escrituras

Creemos que la Biblia entera es inspirada por Dios y que los santos hombres de Dios “siendo inspirados por el Espíritu Santo” escribieron las palabras mismas de la Escritura. Creemos que esta inspiración divina se extiende equitativa y completamente a todas las partes de las sagradas escrituras-histórica, poética, doctrinal, y profética- como aparece en los manuscritos originales. Creemos que toda la Escritura se centra alrededor del Señor Jesucristo en u persona y obra, en Su primera y segunda venida. Creemos también que toda la Escritura fue diseñada para nuestra instrucción práctica.

 

(Marcos 12:26, 36; 13:11; Lucas 24:27, 44; Juan 5:39; Hechos 1:16; 17:2-3; 18:28; 26:2223; 28:23; Romanos 15:4; 1 Corintios 2:13; 10:11; 2 Timoteo 3:16; 2 Pedro 1:21)

  • Inspiración: se refiere al Mi Todo de Dios al escribir la Escritura a través de autores humanos. Cada parte y todas las palabras de la Biblia son inspiradas por Dios.
  • Inerrancia: Se refiere a la Confiabilidad de la revelación de Dios en la Biblia. Todos los 66 libros de la Biblia son completamente verdad-sin error- en los manuscritos originales, y en las traducciones cuando estas reflejan el original.
  • Iluminación: Se refiere al Esclarecimiento de Dios de la Escritura en la mente del creyente. Es el entendimiento que tenemos de la Escritura a través del Espíritu Santo quien mora en nosotros.
  • Interpretación: Se refiere al método del creyente de entender y aplicar la Escritura a su vida. La iglesia Stonebriar cree en la interpretación literal de la Escritura (en su contexto histórico y gramático, y en un sentido normal).

 

La Divinidad

Creemos la Divinidad existe desde la eternidad en tres personas –el Padre, el Hijo, el Espíritu Santo- y que estos tres son un Dios, teniendo precisamente la misma naturaleza, atributos, y perfecciones, y dignos precisamente del mismo homenaje, confianza, y obediencia.

(Génesis 1:2, 27; Deuteronomio 6:4; Mateo 28:18-19; Marcos 12:29; Juan 1:1,14; Hechos 5:3-4; 2 Corintios 13:14; Hebreos 1:1-3; Apocalipsis 1:4-6).

  • Unidad: la Biblia nos dice que solo hay un Dios. (Éxodo 20:3; Deuteronomio 6:4; Isaías 45:14; 1 Corintios 8:4-6; Efesios 4:6; 1 Timoteo 2:5-6; Santiago 2:19)
  • Pluralidad: la Biblia nos dice también que en la Divinidad hay más de una persona.(Génesis 1:26; 3:22)
  • Trinidad: finalmente, la Biblia nos dice que Dios es uno en esencia, tres en persona. (Mateo 28:19) El Padre es Dios (Mateo 6:26; 1 Pedro 1:2). Jesucristo es Dios (Mateo 9:4; 28:18, 20; Juan 1:1, 10:30; Filipenses2:6; Colosenses 1:16). El Espíritu Santo es Dios (Génesis 1:2; Juan 16:7-15; Hechos 5:3-4; Efesios 2:22).

 

Ángeles, Caídos y No-Caídos

Creemos que Dios creo una innumerable compañía de seres espirituales sin pecado, conocidos como ángeles; que Satanás, “Lucifer, lucero de la mañana,” el de rango más elevado, pecó por su soberbia; que una gran compaña de los ángeles lo siguió en la caída moral, algunos de los cuales se convirtieron en demonios y están activos como sus agentes y representantes en llevar a cabo sus propósitos profanos, mientras que otros que cayeron fueron “arrojados al infierno, entregándolos a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio del gran día.”

 

(Ezequiel 28:11-19; 1 Timoteo 3:6; 2 Pedro 2:4; Judas 6)

 

Creemos que Satanás es el iniciador del pecado, y este, con el permiso de Dios y con sutileza, llevó a nuestros primeros padres a la trasgresión, logrando así su caída moral y sometiéndoles a ellos y a su posteridad a su propio poder; que él es el enemigo de Dios y de su pueblo, oponiéndose y exaltándose a si mismo por sobre todo lo que es llamado Dios o a lo que se rinde culto; y que él, que desde el principio dijo: “seré como el Dios Altísimo,” en su guerra espiritual aparece como un ángel de luz, interfiriendo en la obra de Dios, adoptando movimientos religiosos y sistemas de doctrinas, que en cada caso, son caracterizados por la negación de la eficacia de la sangre de Cristo y de la salvación por gracia, por medio de la fe en Jesucristo únicamente.

 

(Génesis 3:1-19; Romanos 5:12-14; 2 Corintios 4:3-4; 11:13-15; Efesios 6:10-12; 2 Tesalonicenses 2:4; 1 Timoteo 4:1-3)

 

Creemos que Satanás fue juzgado en la cruz, pero no ejecutado, y que él, el usurpador, ahora gobierna como “el dios de este mundo;” que, en la segunda venida de Cristo, Satanás será atado y arrojado al abismo por un periodo de mil años y después será liberado por un poco de tiempo Stonebriar en Español 4801 Legendary Dr Frisco, TX 75034 T 469-252-5355 F 469-252-5200 www.stonebriarenespanol.org Update:10/26/12 para después ser “arrojado al lago de fuego y azufre,” donde “será atormentado día y noche por los siglos de los siglos.”

 

(Colosenses 2:15; Apocalipsis 20:1-3,10)

 

Creemos que un número aun mayor de ángeles confirmaron su estado de santidad y están delante del trono de Dios, desde donde son enviados como espíritus ministradores para aquellos que serán herederos de la salvación.

 

(Lucas 15:10; Hebreos 1:14; Apocalipsis 7:11-12)

 

La Humanidad, Creada y Caída

Creemos que la humanidad fue originalmente creada a la imagen y semejanza de Dios, y después de esto, cayó en pecado, consecuentemente perdió su vida espiritual, siendo muerta en sus delitos y pecados y sujeta al poder del Diablo. Creemos también esta muerte espiritual, o depravación total de la raza humana, ha sido transmitida a la raza humana por completo, con excepción de Jesucristo, hombre; y de que cada descendiente de Adán en nacido en este mundo con una naturaleza, la cual no únicamente no posee ninguna chispa de divinidad, sino que es esencial e inmutablemente depravada fuera de la gracia divina.

 

(Génesis 1:26; 2:17; 6:5; Salmo 14:1-3; 51:5; Jeremías 17:9; Juan 3:6; 5:40; 6:53; Romanos 3:10-19; 8:6-7; Efesios 2:1-3; 1 Timoteo 5:6; 1 Juan 3:8)

 

Creados a la imagen de Dios, para reflejar su carácter y atributos en una forma finita y temporal. (Génesis 1:26; 2,7).

 

Caídos como resultado del pecado de Adán (Génesis 3; Romanos 5:12).

 

Depravación Total: no que actuemos tan mal como podamos, sino que cada parte de nuestra humanidad esta corrompida por el pecado. (Romanos 5:12, 1 Juan 1:8-10)

 

Sexualidad Humana

Creemos que Dios ha ordenado que ninguna actividad sexual íntima sea realizada entre un hombre y una mujer fuera del matrimonio. Creemos que cualquier forma de homosexualidad, lesbianismo, bisexualidad, bestialidad, incesto, fornicación, adulterio y pornografía son perversiones del Regalo que Dios nos ha dado en la sexualidad.

 

(Génesis 2:24; 19:5, 13; 26:8-9; Levítico 18:1-30; Romanos 1:26-29; 1 Corintios 5:1; 6:9; 1 Tesalonicenses 4:1-8; Hebreos 13:4)

 

Creemos que el único matrimonio legítimo es la unión entre un hombre y una mujer. (Génesis 2:24; Romanos 7:2; 1 Corintios 7:10; Efesios 5:22-23)

 

Creemos que el hombre y la mujer son iguales en su posición espiritual delante de Dios, pero que Dios ha ordenado funciones espirituales distintas para el hombre y la mujer en el hogar y la Iglesia. El esposo ha de ser el líder en su hogar y los varones han de ser los lideres (pastores y diaconos) de Stonebriar Community Church. (Gálatas 3:28; Colosenses 3:18; 1 Timoteo 2:8-15; 3:4-5, 12).

 

El Primer Advenimiento

Creemos que el eterno Hijo de Dios vino a este mundo para manifestar a Dios al hombre, cumplir la profecía, y convertirse en el Redentor de un mundo perdido. Con este fin nació de una virgen, y recibió un cuerpo humano y una naturaleza humana pura. (Lucas 1:30-35; Juan 1:18; 3:16; Hebreos 4:15)

 

Creemos que, por el lado humano, Él llego a ser y permaneció como un hombre perfecto; sin embargo sin pecado durante toda su vida; aun así, Él retuvo Su absoluta deidad, siendo al mismo tiempo enteramente Dios y enteramente hombre, y que en su vida en la tierra algunas veces funciono dentro de la esfera en la que era humano y algunas veces en la esfera en la que era deidad.(Lucas 2:40; Juan 1:1-2; Filipenses2:5-8)

 

Creemos que para el cumplimiento de la profecía, Él vino primero a Israel como su Rey-Mesías, y que, siendo rechazado por esta nación, Él, según los consejos eternos de Dios, dio su vida para rescate de todos.(Juan 1:11; Hechos 2:22-24; 1 Timoteo 2:6)

 

Creemos que, en Su infinito amor por las almas perdidas, Él voluntariamente aceptó la voluntad de Su Padre y se convirtió en el Cordero del sacrificio, divinamente provisto, y con esto quitó el pecado del mundo, cargando consigo los santos juicios contra el pecado que la justicia de Dios impone. Su muerte fue sustitutiva en todo el sentido de la palabra-el justo por los injustos-y por Su muerte el llego a ser el Salvador de las almas perdidas.(Juan 1:29; Romanos 3:25-26; 2 Corintios 5:14; Hebreos 10:5-14; 1 Pedro 3:18)

 

Creemos que de acuerdo a las Escrituras, Él milagrosamente resucitó de entre los muertos en el mismo cuerpo, aunque glorificado, en el cual vivió y murió, y que Su cuerpo de la resurrección es el modelo de ese cuerpo que finalmente se dará a todo creyentes.(Juan 20:20; Filipenses3:20-21)

 

Creemos que cuando Él ascendió de la tierra, Él fue aceptado por Su Padre y que su aceptación es la seguridad final para nosotros de que Su obra redentora fue perfectamente cumplida. (Hebreos 1:3)

 

Creemos que el se convirtió en cabeza de todas las cosas para la Iglesia, la cual es Su cuerpo, y en su ministerio actual, nunca cesa de interceder y abogar por los salvos. (Efesios 1:22-23; Hebreos 7:25; 1 Juan 2:1)

 

100% hombre

Él fue humano en toda su magnitud, incluyendo la experiencia de emociones, sensaciones y tentaciones (Hebreos 4:15), pero permaneciendo sin pecado (2 Corintios 5:21, 1 Pedro 2:22, 1 Juan 3:5).

 

Jesús no renunció a nada de su divinidad al convertirse en hombre. En lugar de esto, él se humillo a si mismo al tomar forma humana (Filipenses2:5-8).

 

Completamente Hombre para Representarnos.

 

100% Dios

Los escritores bíblicos lo llaman Dios (Juan 1:1; Filipenses. 2:6).

 

Él posee los atributos de Dios (Mateo 9:4, 28:18, 20).

 

Él personalmente clamo ser Dios (Juan 8:58, 10:30, 33).

 

Completamente Dios para Redimirnos.

 

La Magnitud de la Salvación

Creemos que cuando una persona no regenerada ejercita una fe salvadora en Jesucristo, la cual es ilustrada y es descrita como tal en el Nuevo Testamento, esta pasa inmediatamente de una muerte espiritual a vida espiritual, y de ser una vieja creación a una nueva, siendo libremente justificada por la gracia, aceptada delante del Padre como Cristo, Su Hijo, es aceptado, amada como Cristo es amado, teniendo su lugar y porción unido a Él y uno con Él por siempre. Así que el salvo puede tener la ocasión de crecer en la realización de sus bendiciones y conocer una medida más llena del poder divino a través de rendir su vida más completamente a Dios, este esta, al ser salvo, en posesión de toda bendición espiritual y absolutamente completo en Cristo. (Juan 5:24; 17:23; Hechos 13:39; Romanos 5:1; 1 Corintios 3:21-23; Efesios 1:3; Colosenses 2:10; 1 Juan 4:17; 5:11-12)

 

Inmediata y Completa.

 

Santificación

Creemos que la santificación, la cual es ser apartado para Dios, es de tres tipos. Es ya completa para toda persona salva porque su posición delante de Dios es la misma posición de Cristo. Debido a que el creyente esta en Cristo, el es separado para Dios en la medida en que Cristo esta separado para Dios. Creemos, sin embargo, el todavía lucha con los patrones de hábitos y vestigios de su naturaleza pecaminosa anterior, la cual no puede ser erradicada en esta vida. Por consiguiente, mientras que el lugar del cristiano es perfecto, su estado presente no es más perfecto que su experiencia en la vida diaria.

 

Hay, por lo tanto, una santificación progresiva, donde el cristiano debe “crecer en la gracia,” y “ser cambiado” por el poder del Espíritu Santo. Creemos también que el hijo de Dios, será totalmente santificado en su estado total, cuando vea a su Señor y sea semejante a Él.”

 

(Juan 17:17; 2 Corintios 3:18; 7:1; Efesios 4:24; 5:25-27; 1 Tesalonicenses 5:23; Hebreos 10:10, 14, 12:10)

 

Creemos que el ha sido llamado con un llamado santo, a caminar no en la carne sino en el Espíritu y así vivir en el poder del Espíritu que mora en nosotros para no satisfacer los deseos de la carne. Pero la carne en su naturaleza Adámica caída, la cual en esta vida no se puede erradicar, esta con nosotros hasta el final de nuestro peregrinar en esta tierra, necesita ser mantenida constantemente por el Espíritu en sujeción a Cristo, de lo contrario ciertamente se manifestará su presencia en nuestras vidas en deshonra a nuestro Señor.

 

(Romanos 6:11-13; 8:2, 4, 12-13; Gálatas 5:16-23; Efesios 4:22-24; Colosenses 2:1-10; 1 Pedro 1:14-16; 1 Juan 1:4-7; 3:5-9)

 

Santificación, significa que Dios considera a los creyentes como santos.

 

Seguridad

Eterna Creemos que, debido al eterno propósito de Dios hacia los objetos de su amor, debido a su libertad de ejercitar gracia hacia los no merecedores en términos de la sangre propiciatoria de Cristo, debido a la naturaleza del don divino de la vida eternal, debido a el presente y la intercesión indefinida del abogacía de Cristo en el cielo, debido a la inmutabilidad de los pactos de Dios, debido a la presencia permanente regeneradora del Espíritu Santo en los corazones de todos los que son salvos, aquellos que una vez serán salvados para siempre. Creemos sin embargo, que Dios es un Padre santo y justo y que, debido a que no puede pasar por alto la desobediencia voluntaria de sus hijos, él, cuando pecan persistentemente, los disciplina y corrige en su amor infinito; pero habiendo predispuesto salvarlos y guardarlos para siempre, fuera de todo merito humano, él, no puede fallar, y al final, presentará a cada uno de ellos sin falta delante de la presencia de Su gloria y conformados a la imagen de Su Hijo.

 

(Juan 5:24; 10:28; 14:16-17; 17:11; Romanos 8:29; Hebreos 7:25; 1 Juan 2:1-2; 5:13; Judas24)

 

Una vez salvos, salvados para siempre (Romanos 8:28-30). Nada de lo que los creyentes hagan o dejen de hacer puede separarlos de las manos de Dios (Romanos 8:31-39). Dios escogió salvarnos antes de que hubiésemos nacido (Hechos 13:48 y Efesios 1:4-6). El Espíritu Santo garantiza nuestra salvación (Efesios 1:11-14).

 

En resumen: Así como nuestra salvación llegó, no a través de nuestras obras, así también nuestra salvación es asegurada eternamente, pero no a través de nuestras obras.

 

Seguridad

Creemos que es un privilegio para todos los que han nacido de Nuevo por medio el Espíritu a través de la fe en Cristo, como fue revelado en las Escrituras para seguridad de la salvación desde el mismo día en que lo reconocieron como su Salvador; y que esta seguridad no esta fundada en algún descubrimiento fantasioso de sus propio valores, sino a través de testimonio de Dios en Su Palabra escrita, motivada por el amor de Sus hijos, gratitud y obediencia…(Lucas 10:20; 2 Corintios 5:1, 6-8; 2 Timoteo 1:12; Hebreos 10:22-23; 1 Juan 5:13)

 

“Pero…¿podemos realmente estar seguros de ir al cielo?”

  • Si usted ha confiado en Cristo como su Salvador puede estar absolutamente 100% seguro.

 

(Las siguientes preguntas son hechas por EvanTell)

 

Juan 5:24

  • “El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.”

 

  • “El que oye mi palabra” – ¿Ha usted oído lo que Dios ha dicho acerca de la ofrenda de vida eternal a través de la fe en Cristo?

 

  • “y cree al que me envió” – ¿Creyó usted lo que Dios dijo y confió en Cristo solamente como su Salvador?

 

  • “tiene vida eterna” – ¿Significa esto después o ahora?

 

  • “y no vendrá a condenación” – ¿Dice esto “no” o “tal vez no”?

 

  • “mas ha pasado de muerte a vida” – ¿Dice esto “pasará” o “ha pasado”?

 

En este versículo, Jesús quiere que entendamos que al oír y aceptar lo que Él hizo por nosotros en la cruz en ese momento tenemos vida eternal en el cielo.

 

1 Juan 5:11-13

“Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.  Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios.”

 

En este pasaje, Dios dice que usted puede estar seguro de la vida eternal. Usted no tiene que “tener la esperanza” o “creer que si,” pero usted puede saber que usted va camino al cielo. Este es el privilegio de todos los creyentes.

 

  • “Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?” – Romanos 8:31

 

El Espíritu Santo

Creemos que el Espíritu Santo, la Tercera Persona de la bendita Trinidad, aunque omnipresente de toda eternidad, tomó Su morada en el mundo en una manera única en el día de Pentecostés según la divina promesa. Creemos que él mora en cada creyente, y por su bautismo los une a todos en Cristo en un cuerpo, y que él, como el que mora, es la fuente de todo poder y todo culto aceptable y servicio. Creemos que nunca se aparta de la iglesia universal ni del más débil de los santos, pero está siempre presente para testificar de Cristo; buscando ocupar a los creyentes con Él y no con ellos mismos ni con sus experiencias. Creemos que Su morada en el mundo en este sentido especial cesará cuando Cristo venga a recibir lo Suyo propio en la terminación de la iglesia. (Juan 14:16-17; 16:7-15; 1 Corintios 6:19; Efesios 2:22; 2 Tesalonicenses 2:7)

 

Creemos que, en este tiempo, ciertos bien definidos ministerios están comprometidos con el Espíritu Santo, y que es deber de cada cristiano entenderlos y ajustarse a ellos en su propia vida y experiencia. Estos ministerios son el refrenar de la maldad en el mundo a la medida de la voluntad divina; la condenación del mundo con respecto al pecado, la justicia, y el juicio; la regeneración de todos los creyentes; la morada y el ungimiento de todos los que son salvos sellándolos hasta el día de la redención; el bautismo en un solo cuerpo de Cristo a todos los que son salvos; y la continua llenura de poder, enseñanza, y servicio de esos entre los salvos quienes se han rendido ante Él y que están sujetos a Su voluntad.(Juan 3:6; 16:7-11; Romanos 8:9; 1 Corintios 12:13; Efesios 4:30; 5:18; 2 Tesalonicenses 2:7; 1 Juan 2:20-27)

 

El es una Persona

  • En atributos: intelecto (1 Corintios 2:10-11), emociones (Efesios 4:30), y voluntad (1 Corintios 12:11), los tres aspectos reconocidos de la personalidad.

 

  • En acciones: condena (Juan 16:8), guía (Juan 16:13), intercede (Romanos 8:26), etc.

 

  • En nombre: el Espíritu Santo se referido como a “Él” en la Escritura, no a “eso” (Juan 14:26; 15:26; 16:8).

 

El es Dios

  • En atributos: omnipotente (Génesis 1:2), omnipresente (Salmo 139:7), y omnisciente (1 Corintios 2:12).

 

  • En acciones: creación (Génesis 1:2), el nacimiento virginal (Lucas 1:35), inspirando la Escritura (2 Pedro 1:21).

 

  • En nombre: Jesús se refiere a Él como “otro Consolador” (Juan 14:16; “Otro” = “del mismo tipo”). El apóstol Pedro dijo: “mintiendo al Espíritu Santo” = “mintiendo a Dios” (Hechos 5:3-4).

 

2 Términos Claves

1. El B Bautismo del Espíritu Santo: ocurre una sola vez, al momento de la salvación, y se refiere al lugar espiritual de cada creyente en el Cuerpo de Cristo (Hechos 1:5; 1 Corintios 12:12-14; Efesios 4:5).

 

2. La Llenura del Espíritu Santo del Espíritu Santo: un proceso continuo de estar bajo el control y la influencia del Espíritu Santo (Efesios 4:17-32; 5:18). Esto no significa que obtenemos más del Espíritu, sino que el Espíritu obtiene más de nosotros. Por esto es que Pablo manda a los creyentes a ser llenos del Espíritu (Efesios 5:18). “Sed llenos” = “continuamente sed llenos.”

 

La Iglesia, Una Unidad de Creyentes

Creemos que todos los que son unidos al Hijo de Dios resucitado y ascendido al cielo, son miembros de la iglesia, la cual es el cuerpo y la esposa de Cristo, la cual comenzó en Pentecostés y permanece completamente distinta de Israel. Sus miembros están constituidos como tal sin importar la membresía o no membresía en las iglesias organizadas del planeta. Creemos que por el mismo Espíritu todos los creyentes en este tiempo son bautizados en y se convierten en un cuerpo que es de Cristo, ya sean judíos o gentiles, y habiendo llegado a ser miembros el uno al otro, están bajo solemne obligación de mantener la unidad del Espíritu en el lazo de la paz, dejando a un lado perjuicios raciales o diferencias sectarias, y amándose el uno al otro con un corazón puro fervorosamente.

 

(Mateo 16:16-18; Hechos 2:42-47; Romanos 12:5; 1 Corintios 12:12-27; Efesios 1:20-23; 4:3-10; Colosenses 3:14-15)

 

4 Características: lo que la iglesia Stonebriar considera son los requisitos mínimos para que una asamblea de creyentes sea llamada una iglesia local (Hechos 2:42-47):

  • Adoración
  • Instrucción
  • Compañerismo
  • Proyección

 

El Gobierno de SCC : Gobierno por ancianos y dirigido por pastores Los ancianos principalmente gobiernan las decisiones financieras y la dirección general del ministerio. Los pastores dirigen las decisiones del ministerio.

 

La junta se compone del pastor principal, el pastor ejecutivo, y hasta nueve hombres laicos. Los ancianos laicos se asignan por términos de tres años y pueden servir en términos sucesivos. Los ancianos se asignan, no por votación; éste es el modelo establecido por la iglesia primitiva.

 

(Tito 1:5; “Asignar” = “seleccionados manualmente”).

 

Otros pasajes que apoyan el gobierno por ancianos: Hechos 4: 32-37; 6:1-6; 1 Corintios 5; 1 Timoteo 3:1-13; 5:20-22; Hebreos 13:17.

 

Las Ordenanzas

Creemos que el Bautismo en agua y la Cena del Señor son las únicas ordenanzas de la iglesia y que estas son un testimonio para la iglesia en esta era. (Mateo 28:19; Lucas 22:19-20; Hechos 10:47-48; 16:32-33; 18:7-8; 1 Corintios 11:26)

 

Bautismo de Agua – tres veces al año, precedidas por una clase de bautismo (anunciados en los boletines del domingo y mensualmente en la revista Connection ).

La Cena del Señor – primer domingo de cada otro mes, empezando en enero.

Ninguna ordenanza trae salvación.

Ambas son solo para creyentes.

 

El Servicio del Cristiano

Creemos que los dones divinos y edificantes para el servicio son dados por el Espíritu sobre todos los que son salvos. Mientras haya diversidad de dones, cada creyente es fortalecido por el mismo Espíritu, y cada uno es llamado por su propio servicio divinamente designado que el Espíritu soberanamente determina. En la iglesia apostólica había individuos con dones– apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros–quienes fueron designados por Dios para edificar a los santos para la obra del ministerio. Creemos también que hoy algunos son especialmente llamados por Dios para ser evangelistas, pastores y maestros, y que esto es con el propósito de cumplir su voluntad y para su gloria eterna. Y que estas personas deben ser apoyadas y animadas en su servicio para Dios. (Romanos 12:6-8; 1 Corintios 12:4-11; Efesios 4:11-13)

 

Creemos que, aparte de los beneficios de la salvación los cuales son dados igualmente a todos los que creen, las recompensas son prometidas de acuerdo a la fidelidad de cada creyente en su servicio para su Señor, y que estas recompenses serán dadas en el juicio de Cristo después de que venga a recibir a los suyos. (1 Corintios 3:9-15; 9:18-27; 2 Corintios 5:10)

 

El servicio cristiano es cumplido a través de ejercitar el paquete total de habilidades personales que incluye:

  • Habilidades naturales, dadas por Dios da al nacer (I.Q., salud y fuerza, talentos musicales, habilidades lingüísticas, aptitudes mecánicas, etc.); aptitudes adquiridas, habilidades aprendidas y desarrolladas por el tiempo de vida (cocinar, manejar un carro, etc.); y dones espirituales, dados por Dios a los creyentes al momento de la conversión (enseñanza, fe, misericordia, evangelismo, etc.).

 

Como descubrir tus dones espirituales

 

  • Desarrolla tu relación con Cristo Jesús.
  • Pasar tiempo sirviendo a otros.
  • Usar una herramienta para identificar los dones espirituales.

 

Hágase usted mismo estas cuatro preguntas:

 

  1. ¿Qué me gusta hacer en el ministerio?
  2. ¿Podría hacer esto excluyendo otras cosas?
  3. ¿Los demás dicen que lo hago bien?
  4. ¿Hay fruto (resultados) cuando hago esto?

 

La Gran Comisión

Creemos que este es el mensaje explicito de nuestro Señor Jesucristo para aquellos quienes El ha salvado para que sean enviados por El a todo el mundo así como El fue enviado por Su Padre al mundo. Creemos que, después que ellos son salvos, están divinamente considerados y relacionados a este mundo como extranjeros y peregrinos, embajadores y testigos, y que su propósito principal en la vida debe ser dar a conocer a Cristo en el mundo entero. (Mateo: 18-19; Marcos 16:15; Juan 17:18; Hechos 1:8; 2 Corintios 5:18-20; 1 Pedro 2:12)

 

Pregunta: Después que aceptamos a Cristo, ¿Por qué somos dejados aquí en la tierra en lugar de ser llevados inmediatamente al cielo? Para hacer discipulos de Cristo.

 

(Mateo: 18-19; Marcos 16:15; Juan 17:18; Hechos 1:8; 2 Corintios 5:18-20; 1 Pedro 2:12)

 

La Esperanza Bendita

Creemos que de acuerdo a la Palabra de Dios el siguiente gran evento en el cumplimiento de la profecía será la venida del Señor Jesucristo en el aire para recibir hacia él en el cielo, tanto a los que viven y permanezcan hasta su venida, como a los que murieron en Cristo. Este evento es la Esperanza Bendita presentada a nosotros por la Escritura, y por esto nosotros deberíamos estar en una constante búsqueda, pues puede ocurrir en cualquier momento. (Juan 14:1-3; 1 Corintios 15:51-52; Filipenses 3:20; 1 Tesalonicenses 4:13-18; Tito 2:11-14)

 

  • ¿Qué? El Rapto.
  • ¿Dónde? Jesús viene en el aire.
  • ¿Cuándo? Antes de la Gran Tribulación; podría ocurrir en cualquier momento.
  • ¿Quién? Cristianos, muertos y vivos, son tomados para encontrarle a él en el aire.

 

La Segunda Venida de Cristo

Creemos que el periodo de la Gran Tribulación en la tierra será el clímax para el regreso del Señor Jesucristo a la Tierra como El se fue, en persona en la nubes del cielo, con poder y gran gloria introduciendo la era milenial, para atar a Satanás y ponerlo en el abismo, para quitar la maldición la cual ahora descansa sobre la creación entera, para restaurar a Israel a su propia tierra y darle su cumplimiento de las promesas del pacto de Dios. En ese tiempo el mundo entero será expuesto al conocimiento de Dios (Deuteronomio. 30:1-10; Isaías 11:9; Ezequiel 37:21-28; Mateo 24:15-25, 46; Hechos 15:16-17; Romanos 8:19-23; 11:25-27; Apocalipsis 20:1-3)

 

  • ¿Qué? La Segunda venida de Cristo.
  • ¿Dónde? Jesús viene a la Tierra.
  • ¿Cuándo? Después de la Gran Tribulación.

 

El Estado Eterno

Creemos que al morir los espíritus y almas de aquellos quienes han confiado en el Señor Jesucristo para salvación pasan inmediatamente a Su presencia y permanecen ahí en un gozo conciente hasta la resurrección del cuerpo glorificado cuando Cristo venga por los suyos. En aquel tiempo almas y cuerpos serán reunidos con El por siempre en su gloria. Los espíritus y almas de los que no creyeron permanecerán después de morir concientes de su condenación y en miseria hasta el juicio final del Gran Trono Blanco al fin del milenio, cuando almas y cuerpo igualmente serán reunidas y por ultimo echados en el lago de fuego, no serán destruidos, sino serán castigadas con destrucción eterna de la presencia del Señor, y de la gloria de Su poder. (Lucas 16:19-26; 23:42; 2 Corintios 5:8; Filipenses 1:23; 2 Tesalonicenses 1:7-9; Judas 6-7; Apocalipsis 20:11-15)