Iglesia Stonebriar en Español | Membresía
17653
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-17653,page-child,parent-pageid-17649,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
MEMBRESÍA

Membresía

En Stonebriar en Español creemos que hay cuatro razones fundamentales (y bíblicas) por las cuales todos los creyentes necesitamos ser miembros de una iglesia:

 

  • 1.       La necesidad de tener relaciones saludables. (Eclesiastés 4:9-10): «Es mejor ser dos que uno, porque ambos pueden ayudarse mutuamente a lograr el éxito. Si uno cae, el otro puede darle la mano y ayudarle; pero el que cae y está solo, ese sí que está en problemas».
  • 2.       La necesidad de tener un lugar donde poner en práctica los dones. (1 Timoteo 4:14): «No descuides el don espiritual que recibiste».
  • 3.       La necesidad de tener un lugar donde pueda crecer. (Hechos 2:42): «Todos los creyentes se dedicaban a las enseñanzas de los apóstoles, a la comunión fraternal, a participar juntos en las comidas (entre ellas la Cena del Señor), y a la oración».
  • 4.       La necesidad de pertenecer a algo más grande que nosotros mismos. (Romanos 12:4-5): «Así como nuestro cuerpo tiene muchas partes y cada parte tiene una función específica, el cuerpo de Cristo también. Nosotros somos las diversas partes de un solo cuerpo y nos pertenecemos los unos a otros». (Hebreos 10:25): «Y no dejemos de congregarnos, como lo hacen algunos, sino animémonos unos a otros, sobre todo ahora que el día de su regreso se acerca».

 

La membresía en el cuerpo de Cristo—la iglesia, es un regalo de Dios. Y como tal, debe de ser atesorada. No es una obligación legalista. Pero tampoco debe ser algo opcional, como asociarse a  un club que provea de privilegios e incentivos.  Como antes dicho, la membrecía es un regalo de Dios que deberíamos atesorar con alegría y expectativa.

 

Por otro lado, la membresía también es una invitación. Dios diseñó a la iglesia para que fuera un lugar donde los seguidores de Cristo fueran «participantes», buscando cumplir la más grande de las encomiendas que Jesús haya dado a Sus discípulos (Mateo 28:18-20). Por lo tanto, la membresía es una invitación a unirse a Jesús y a Sus seguidores, para que juntos lleven a cabo la obra que Jesús comenzó y espera que nosotros—como iglesia—continuemos hasta que Él venga por Ella. —Esto debe inspirar humilde gratitud y motivarnos a colaborar de manera sacrificial.

 

Por lo tanto, la membresía bíblica no debe verse como si fuese pertenecer a un club social con privilegios y ventajas para sus miembros. La membresía bíblica debe verse como un privilegio y un lugar de colaboración. Debemos verla como parte de algo mucho más grande que cualquiera de nosotros mismos por separado. Por esta razón, en Stonebriar en Español, nos referiremos a los miembros, no como «socios» sino como «colaboradores ministeriales».

 

Para más información sobre cómo ser un colaborador ministerial en Stonebriar en Español favor de enviar un correo electrónico a: stonebriarenespanol@stonebriar.org o llamar al: 469-850-2598.